Bichectomía

La bichectomía busca mejorar los rasgos faciales, disminuyendo el tamaño de las mejillas eliminando o reduciendo de tamaño las “Bolas de Bichat” que son unos acúmulos de grasa que producen la forma redondeada en esta zona.  Con este procedimiento conseguimos afinar y estilizar el rostro.

¿En quién está indicado?

La bichectomía está indicada en hombres o mujeres que tienen un aspecto redondeado y poco definido del rostro, sin que esto se deba a un sobrepeso. También para personas que deseen tener el rostro más estilizado y anguloso, ya que al extirpar las bolas de Bichat, se consigue dar un aspecto más delgado a la cara, como consecuencia del hundimiento de la mejilla que acentúa más los pómulos.

Procedimiento

Se trata de un procedimiento que se realiza con anestesia local de forma ambulatoria. Para ello se realizan unas pequeñas incisiones de aproximadamente un centímetro y medio, en los laterales internos de la boca y gracias a una pequeña presión ejercida desde la cara externa de las mejillas se facilita la salida de la grasa. Una vez que se ha limpiado toda la cavidad donde se encuentran las bolas de Bichat, se cierra la incisión con puntos de sutura que se reabsorberán.

Recuperación

Cuando se ha cerrado la herida, se coloca una cinta compresora alrededor de la cara para evitar que aparezcan hematomas, que se podrá retirar después de aproximadamente dos horas.  La  recuperación es muy rápida, no es dolorosa, exceptuando algunas molestias a la hora de comer, lo que permite reincorporarse a la actividad laboral de inmediato.

Riesgos

Los riesgos son escasos al tratarse de un procedimiento poco invasivo. Las primeras 48-72 horas habrá una pequeña inflamación en la zona que irá cediendo poco a poco. Para minimizar los riesgos se deben seguir cuidadosamente las indicaciones dadas, tanto antes como después de la cirugía.

Resultados

El cambio no se notará de manera inmediata, esto se debe a la pequeña inflamación que se produce, sin embargo, los resultados pueden empezar a observarse tras una semana y los cambios definitivos serán visibles a partir de un mes después de la cirugía.