Antes / Después

Tratamientos y procedimientos quirúrgicos realizados en MRS Cirugía Plástica

Paciente a la que le realizamos 3 sesiones. Los resultados que se aprecian son pasados dos meses desde la realización del tratamiento.

Paciente con la que hemos utilizado dos viales de ácido hialurónico eliminando prácticamente el surco.

Paciente al que le logramos corregir el ángulo aumentado entre las orejas y la cabeza (ángulo cefaloauricular). Para este caso, realizamos la cirugía de manera ambulante con una duración de 2 horas aproximadamente. La recuperación los días posteriores fue muy buena, con una disminución progresiva del edema durante la primera semana. El paciente tuvo que llevar durante un mes una cinta para proteger las orejas.

Paciente a la que le logramos corregir el surco de la ojera o surco nasoyugal muy marcado.

El procedimiento consistió en extraerle un poco de grasa del abdomen con anestesia local procesarla e infiltrársela en la ojera. La infiltración se realizó con anestesia local en el punto de entrada y se infiltró con una cánula muy fina para levantar el surco y que no quedara marcado.

Paciente a la que le vemos los resultados tras un mes y medio desde la realización del tratamiento. La paciente mantiene el resultado y conserva cierta movilidad que le da un aspecto más natural.

En primer lugar, limpiamos bien la zona para seguidamente, poner una crema anestésica. Después marcamos los puntos donde inyectamos el bótox. Se trata de un patrón único para cada persona ya que depende de la movilidad de los músculos. Seguidamente, inyectamos la solución con una aguja muy fina en pequeñas cantidades en los músculos faciales cuya actividad es excesiva. Con esto conseguimos relajarlos y, en consecuencia, difuminar y prevenir la aparición de arrugas de expresión. No es un tratamiento doloroso ni deja cicatrices. Los resultados comienzan a ser visibles en los primeros 2-3 días y duran de 4 a 6 meses.

Paciente a la que le inyectamos un vial de ácido hialurónico. Conseguimos más hidratación, turgencia, volumen y una mejora en su forma.

Paciente a la que le inyectamos un vial de ácido hialurónico. Conseguimos más hidratación y turgencia sin perder si aspecto natural.